PARTICIPACIÓN ASTURIANA EN LAS SOCIEDADES MERCANTILES CIENFUEGUERAS.(1900 –1915).

APUNTES PARA UN ÍNDICE COMENTADO

Autor: Msc. Alejandro García Rodríguez.

Una de las funciones de un archivo es hacer recuperable la información para poder dar un servicio eficiente a los usuarios. Sin embargo el fondo Registro Mercantil de Cienfuegos, a pesar de estar procesado y contar con dos instrumentos de búsqueda (un inventario y un índice) ninguno de ellos satisfacen las necesidades de los usuarios.

Por otra parte investigar los movimientos migratorios a Cuba siempre constituye un reto debido a la dispersión de las fuentes para su estudio, máxime si se trata de cuantificar o resaltar las características del proceso migratorio por regiones.

Cienfuegos como ciudad portuaria es una urbe cosmopolita donde predomina, al menos durante el siglo XIX y las primeras décadas del XX, el componente hispánico.

Teniendo en cuenta las razones antes expuestas nos hemos dado a la tarea de confeccionar un índice comentado que nos permita solucionar los problemas planteados; para ello hemos tomado como fuente de estudio la serie documental Libros de Sociedades ( 1900 – 1967).

ORIGEN DEL FONDO.

Los Registros Mercantiles tienen su origen en los registros de mercaderes que existían en los antiguos Consulados y Casas de Contratación y en los registros de Tribunales de Comercio creados por el Código Francés de 1807.

De ambos surgió el Registro Mercantil que en España organizó el código de 1829 y del que derivó el vigente en Cuba hasta 1900.

El Registro Mercantil fue creado para dar publicidad a los actos mercantiles, es una oficina pública del Estado bajo la dirección de un funcionario llamado Registrador Mercantil. En él se hacía la inscripción de los comerciantes y de los buques, así como la de los documentos mercantiles que prevenía la ley.

La inscripción en los Registros Mercantiles era, según el artículo 17 del Código de Comercio, potestataria para los comerciantes particulares y obligatoria para las sociedades y para los buques. La orden militar 400 de 1900 dispuso que también era obligatoria la inscripción para los comerciantes e industriales particulares dueños de establecimientos al por mayor y menor, estableciéndose por dicha orden una sanción de 25 pesos de multa para el comerciante particular que no inscribiera en el plazo establecido, el cual se prorrogó posteriormente hasta el 15 de febrero de 1901 .

Los registros mercantiles se implantan en Cuba como ley el primero de enero de 1886 y por Real Decreto el 28 del propio mes y año. En Cienfuegos no se habilita hasta 1900, anterior a esa fecha los comerciantes inscribían sus sociedades en el Registro Mercantil de Santa Clara. Los libros de 1900 hacen referencia a los de Santa Clara, indicando tomo, folio, y hoja de inscripción.

El fondo Registro Mercantil de Cienfuegos llega al Archivo Histórico Provincial en 1976 procedente de la Dirección de Justicia por intermedio de la Notaria de Cienfuegos. Se encuentra compuesto de 342 libros con fechas extremas entre 1900 y 1967.

Está integrado por seis series bien definidas que son:

•  Libros de Sociedades. (1900 – 1967)

•  Libros de Establecimientos. 1932 – 1967)

•  Libros de Comerciantes. (1900 – 1967)

•  Diario de Presentaciones. 1932 – 1967).

•  Solicitudes de Inscripción.

•  Registro de buques .

El fondo fue procesado por la norma soviética en el año 1985. Como resultado del tratamiento documental se confeccionó un inventario. En el caso concreto de la serie Sociedades, los instrumentos de búsqueda que posee no satisfacen las necesidades de los usuarios. El índice por ejemplo, es prácticamente inoperante si no se conoce el nombre de la sociedad que se desea consultar. Se encuentra ordenado por el onomástico de la sociedad , refiriendo solo la dirección del lugar donde se encontraba ubicada, excluyendo datos importantes como el onomástico de los socios participantes o el del establecimiento.

Si el usuario desea consultar la información sobre determinado comerciante y no conoce el nombre de la sociedad en que tenía participación se hace prácticamente imposible satisfacer sus necesidades informativas. Se nos da el caso de que existen comerciantes que participan en más de una sociedad, como sucede con el vasco Nicolás Castaño Padilla, comerciante polivalente con participación en más de 12 firmas mercantiles de todo tipo, ya fuera como gerente o como socio comanditario; sin embargo su apellido solo figura en el nombre de la firma Castaño y Cía. S.Co., por lo que el investigador o cualquier cliente que demande información solo encontrará un registro en el índice que poseemos en la actualidad.

Por otra parte, teniendo en cuenta la alta demanda de información sobre ciudadanos españoles establecidos en Cienfuegos, tanto por personas naturales como jurídicas, decidimos emprender la tarea de confeccionar un índice comentado de la serie documental Sociedades que satisfaga las necesidades tanto de los archiveros como de los posibles usuarios. Para emprender tan ingente labor se hace necesario revisar una por una las inscripciones de sociedades asentadas en las 88 unidades de conservación que posee la serie.

Al iniciar la confección del nuevo instrumento de búsqueda nos encontramos como ya se ha explicado que el fondo se encontraba procesado por la norma soviética, por lo que no se adecua el tratamiento documental aplicado a los campos de las hojas de trabajo de la norma ISAG (G), haciéndose necesario adaptar la información que se recoge a dicha norma, acción que facilitará la recuperación de la información, con la limitante de que nuestro archivo solo posee una computadora, lo que restringe el acceso a la información, además teniendo en cuenta las dificultades energéticas por las que atraviesa el país se hace necesario poseer un índice en soporte papel para la consulta de los usuarios.

Es sabido que la mayoría de los censos y padrones de Cuba no recogen el lugar de origen de los españoles establecidos en nuestro país, por esa razón decidimos ampliar el espectro del índice y no limitarnos tan solo a asentar el nombre de la sociedad, de los socios y el año de inscripción, por lo que agregamos algunos campos entre los que incluimos la naturalidad de las personas inscritas, haciendo énfasis en los ciudadanos naturales de España y específicamente en el grupo asturiano, uno de los más numerosos de la región cienfueguera.

En el presente estamos confeccionando una base de datos donde hemos asentado la totalidad de las sociedades inscritas entre 1900 y 1910 (451 sociedades). Para el caso de las sociedades con participación asturiana se ha digitalizado la información hasta 1915, registrándose un total de 329 sociedades. La automatización se ha llevado a cabo en el programa Excel para Windows donde la información es recuperable tanto por el onomástico de la sociedad mercantil como por el de los socios integrantes de la misma, también se puede recuperar por onomásticos geográficos, por el nombre del establecimiento comercial, por el lugar de nacimiento del socio registrado y por orden cronológico.

Campos que recoge la base de datos:

•  Nombre de la Sociedad.

•  Nombre y Apellidos de los socios inscritos.

•  Naturalidad del socio inscrito.

•  Profesión u ocupación del socio inscrito.

•  Capital Social de la Compañía.

•  Capital aportado de manera individual.

•  Objeto social de la sociedad inscrita.

•  Nombre del Establecimiento.

•  Dirección postal de la sociedad.

•  Tiempo de duración de la sociedad.

•  Tipo de Sociedad. ( Regular Colectiva, Comanditaria, Anónima o Limitada)

•  Fechas extremas.

•  Referencias a otros documentos. (Libros de la misma serie o protocolos notariales)

La información recogida facilita el seguimiento histórico de la sociedad mercantil a investigar, referenciamos además todos los protocolos notariales a los que se hace mención en los distintos registros, lo que nos permite recuperar la información por ambos fondos.

En un futuro mediato pretendemos confeccionar un segundo índice comentado, esta vez aglutinando a todos los españoles por regiones de origen registrados en los fondos Registro Mercantil, Juzgado de Primera Instancia y Protocolos de José Joaquín Verdaguer, lo que será de gran utilidad a los historiadores, antropólogos, etnólogos y público en general, además tenemos garantizada la socialización de la información con la existencia de distintas sociedades regionales españolas existentes en nuestro territorio como la Gallega , Catalana, Canaria, Asturiana, por solo citar a algunas de las más activas, las cuales junto a la Universidad de Cienfuegos, el Centro Provincial de Patrimonio, la Red Museos de la provincia y otras instituciones demandan frecuentemente información histórica relacionada con la presencia española en nuestra región.

Hasta el presente hemos realizado un estudio de la participación de los inmigrantes asturianos en las sociedades mercantiles establecidas en Cienfuegos entre los años 1900 y 1915, reseñado la estratificación de dichos comerciantes, el tipo de sociedades establecidas por ellos, su distribución por la región histórica cienfueguera y su comportamiento en el entramado urbano, entre otros datos de interés tanto económicos como etnoculturales.

SOCIEDADES MERCANTILES EN CIENFUEGOS CON PARTICIPACIÓN ASTURIANA.

(1900-1915)

En la región cienfueguera se inscribieron en el Registro Mercantil desde su creación en 1886 hasta 1915 un total de 919 sociedades, de ellas 329 tenían participación asturiana , lo que representa un 36,15 %. Estas sociedades con participación asturiana implicaron un capital estimado ascendente a $ 2 499 797 invertidos en actividades comerciales e industriales de todo tipo; para lo cual los asturianos participantes aportaron un capital estimado en $ 1 856 839, lo que representa un 74,27%

El considerable número de sociedades con participación asturiana se debe a que si bien nuestro país fue escogido por los emigrantes españoles como principal lugar de destino , la región cienfueguera figuraba entre la preferencia de los emigrantes españoles asentados en la Isla , sobre todo desde mediados del siglo XIX hasta los años 30 de la pasada centuria.

TIPOLOGÍA DE LAS SOCIEDADES MERCANTILES CON PARTICIPACIÓN ASTURIANA REGISTRADAS EN CIENFUEGOS.

De las 329 sociedades registradas hasta 1915 con participación asturiana, solo 22 eran de tipo Regular Colectiva y apenas 7 eran de tipología de Sociedad Anónima, mientras que 290 eran de tipo comanditaria o en comandita.

Tabla 1.

Tipología de las Sociedades con participación asturiana en la región de Cienfuegos.

1900-1915.

Tipología

# de Sociedades

%

Soc. Anónimas

7

2.19

Soc. Colectivas

22

6.89

Soc. Comanditarias

290

90.09

Total

319

100

Elaboración Propia.

Fuente: Registro Mercantil de Cienfuegos. Libros de Sociedades, 1900-1915.

Las sociedades anónimas surgen de las Compañías franco-holandesas que estuvieron muy difundidas durante los siglos XVII y XVIII y de las sociedades acreedoras del Estado de Italia. Las primeras compañías anónimas fueron empresas coloniales dirigidas a la explotación de las Indias Orientales y de América. Al frente de estas empresas iban Holanda, Francia, Inglaterra y en menor medida Dinamarca y Suecia.

Para el caso cubano la transformación de las compañías hispano-cubanas se llevó a cabo a partir del estallido de la Primera Guerra Mundial, ya que en 1913 muy pocas había asumido la responsabilidad limitada como modalidad operativa, predominaban los tipos tradicionales (comanditarias y colectivas)

Según José R García López “Tanto por la limitación del riesgo como por la liquidez de las participaciones sociales y la posibilidad de captación de grandes sumas, la sociedad anónima representa el pilar fundamental del desarrollo capitalista”

En Cienfuegos la primera sociedad anónima con participación asturiana se registra el 22 de febrero de 1908 , denominada Compañía. de Autotransportación Cienfuegos S.A. Dicha compañía presentaba un capital social de $ 10 000 y estaba integrada por tres asturianos ( Modesto del Valle, Enrique García y Faustino García ) y otros socios de origen cubano.

Las otras sociedades anónimas constituidas en Cienfuegos con participación astur estaban compuestas de la siguiente manera:

Tabla 2.

Sociedades Anónimas de Cienfuegos con participación asturiana. 1900 – 1915.

 

Nombre de la Sociedad

Fecha de Constitución

Socios asturianos

Capital Social

Otros Socios

Central Manuelita S.A.

1915

Pedro Monasterio

Antonio Monasterio

$ 750 000

Laureano Falla Gutiérrez

David Suero Rodríguez

Francisco Reguera

Cía de Hielo Caibarién S.A.

1914

Acisclo de Valle

$ 50 000

Eduardo Allen.

Cía Eléctrica Damují S.A.

1915

Enrique Monasterio

Antonio Monasterio

$ 68 000

Laureano Falla Gutiérrez

I. Balbis.

Hidroeléctrica Trinitaria S.A.

1914

Acisclo del Valle

$ 100 000

T. Eleaga, Isidro Rovira y Rufino Osero.

Hidroeléctrica Pinareña

1912

Modesto del Valle

$ 40 000

R.Osorio, T Elartegui, I Rovira

Periódico

La Correspondencia S.A.

1915

 

Cándido Díaz

 

$ 100 000

 

Florencio R. Velis.

 

Fuente: Protocolos Notariales y Registro Mercantil, Libros de Sociedades (1900 – 1915)

Elaboración Propia.

Recientemente hemos hallado un dato en una edición especial del Diario de la Marina de 1918, el cual publica que el asturiano Manuel Carreño Fernández, dueño y fundador del Central Covadonga fue el primero en iniciar en Cuba, en materia de centrales azucareros el sistema de sociedades anónimas. Dicho Central fue fundado en 1900 y hasta la fecha no hemos podido confirmar a través de documentos legales la veracidad de esa información, pues la fuente consultada no especifica en que año se convirtió en sociedad anónima. Lo cierto es que no aparece registrada al menos antes de 1915 en el Registro Mercantil de Cienfuegos. Cabe la posibilidad que halla sido registrada en las vecinas ciudades de Matanzas, Colón o Cárdenas dada la cercanía del ingenio con dichas urbes.

No obstante, al no poder dar por veraz esta información, lo cierto es que se constituye en Sociedad anónima antes de 1918, lo que viene a confirmar nuestra hipótesis de que los astures se encuentra en la vanguardia del desarrollo mercantil de la región.

La mayoría de los comerciantes no se limitaban a participar en una sola empresa o sociedad, por regla general, era frecuente su participación en más de una firma mercantil, ya fuera como socio gerente o como comanditario, lo que les permitía tener el capital en constante movimiento, facilitándoles obtener ganancias por distintas vías, ya fuera invirtiendo fuertes sumas de capital en ocasiones o pequeñas cantidades en otras.

Al parecer fue una estrategia invertir sumas moderadas en varias firmas comerciales a la vez en calidad de socios comanditarios para reducir el riesgo de pérdidas y asegurar ganancias en las distintas esferas del comercio y la industria, ya fuera a nivel regional o a escala nacional, todo depende del volumen del capital invertido. Ejemplo típico de lo antes expuesto es el caso del comerciante, banquero e industrial de origen asturiano Acisclo del Valle Blanco , quien entre 1900 y 1915 participa en los destinos mercantiles regionales y nacionales asociado a cuatro firmas distintas: Suero Balbín y Valle S.Co en calidad de gerente aportando $ 400 000, en la Compañía de Hielo de Caibarién S.A., aportando la suma de $ 25 000, en la Compañía Hidroeléctrica Trinitaria $ 1 500 y en la sociedad de Nicasio Trujillo S.Co, como socio comanditario ($ 1900).

Por su parte Modesto del Valle Blanco, hermano de Acisclo, participa como socio gerente en Cardona y Cía. S.Co ($ 25 000) y como comanditario, en Amador Bengochea S.Co ($10 000), en Torrado y Martínez S.Co. ($ 10 000) y en las sociedades anónimas: Autotransportación Cienfuegos ($ 500) e Hidroeléctrica Pinareña ($ 10 000)

Por lo general las firmas que poseían un capital sólido se extienden por mayor período de tiempo, mientras las de pequeño capital tienden a disolverse a un corto plazo, el cual oscila entre 2 y 4 años de duración, aunque hemos encontrado casos que apenas han durado 3 meses como es el de la Sociedad Avello y Rosquete, fundada el 15 de marzo de 1902 por el asturiano Francisco Avello Valdés y el cubano Ramón Rosquete dedicada al giro de Café, Café Dos Amigos , con un capital social de $ 1 600, dicha sociedad fue disuelta el 17 de octubre del propio año .

Las firmas de mayor capital tendían a permanecer en el giro comercial por muchos más años, ejemplo de ello tenemos a Cardona y Cía. constituida en 1891 con un capital inicial de $ 484 273 y continua activa hasta después de 1930 a pesar de las diversas modificaciones sufridas por la misma a lo largo de su existencia.

LAS SOCIEDADES MERCANTILES EN EL ENTRAMADO URBANO CIENFUEGUERO.

Los astures establecidos en Cienfuegos no solo legaron estupendas mansiones residenciales, tanto en el centro urbano de la ciudad como en los barrios periféricos hacia donde se trasladó la alta burguesía local en busca de nuevos espacios alejados de la “ plebe”, también hicieron acto de presencia en establecimientos comerciales de gran importancia en el desarrollo económico y social de la región.

Ya desde finales del siglo XIX se habían ido definiendo como calles comerciales las de San Fernando y Castill o, pero desde Santa Isabel a Cristina y desde Santa Elena a Dorticós , se van enclavando los principales comercios de la Ciudad.

En las primeras décadas del siglo XX numerosos establecimientos comerciales de la ciudad estaban en manos asturianas, ubicados en los lugares más céntricos y estratégicos, engalanando la urbe con sus magníficas construcciones. Dichos establecimientos comerciales jugaron un importante papel en la sociedad cienfueguera, la mayoría de los cuales marcaron época, no solo en la localidad, sino también en la región, y en ocasiones en el ámbito nacional, ejemplo de ello lo constituyen inmuebles de la magnitud de”: La Francia Moderna ”, de Manuel Martínez Méndez (San Fernando y Gacel); “ La Casa Llovio , de José Llovio e hijos, ( San Fernando 129), “ El Palo Gordo” de Vicente Villar ( San Fernando y Hourruitiner), “ La Casa Grande de Domingo Álvarez Nieto (San Fernando y Hourruitiner), “ El Paraíso ” de Inocente Álvarez (Santa Cruz y Hourruitiner), “ La Casa Vila ”, de José Vila (Prado y Colón); “ La Oriental ”, de Francisco Díaz Castillo (Castillo esquina a Cristina), “ Almacenes Jagua” y “ La Elegante ”, de Manuel Martínez Méndez y hermanos, ubicados en la calle Argüelles el primero y en San Fernando el segundo, entre tantos otros.

En el período estudiado se asentaron en la ciudad de Cienfuegos 147 sociedades de las cuales hemos podido determinar la ubicación exacta dentro de la urbe de 106 . Enclavándose como ya hemos visto en las principales calles comerciales de la ciudad, San Fernando (20 sociedades), Castillo y D`Clouet con 13, la calle San Carlos con 11 y la Calzada de Dolores con 10 .

Las restantes sociedades mercantiles con participación asturiana radicadas en la región cienfueguera se encuentran distribuidas por los diferentes municipios de la región. Luego de la ciudad de Cienfuegos, los mayores porcentajes de sociedades con participación asturiana los encontramos en los poblados de Cruces con 21 sociedades, Rodas con 20 y Santa Isabel de las Lajas con 11 sociedades .

Es posible que en Aguada de Pasajeros existiera un mayor número de sociedades con participación asturiana, pero dada la cercanía de esta localidad con Colón y Matanzas, cabe la posibilidad que se hayan inscrito en el registro mercantil de esa vecina provincia.

CONCLUSIONES.

Los asturianos constituyeron un núcleo relevante dentro del desarrollo económico social de la región cienfueguera, su participación en las Sociedades Mercantiles de la región es de suma importancia para el desarrollo de la misma. Participan en 329 de las 919 sociedades mercantiles inscritas en Cienfuegos entre 1886 y 1915, constituyeron un tercio de las sociedades mercantiles establecidas en Cienfuegos, aportando más de la mitad del capital en las sociedades en que participaron, pues de un capital estimado de 2 499 797 pesos, los astures aportaron 1 856 839 pesos, lo que representa un 74,27% del capital invertido por dichas compañías mercantiles. Todo esto demuestra el poderío económico del grupo asturiano dentro de la región, contribuyendo de esta manera a que Cienfuegos se ubicara entre las tres plazas comerciales más importantes de Cuba, solo superada por la capital del país y por Santiago de Cuba.

Los asturianos ubicaron sus establecimientos comerciales y las cedes de sus sociedades mercantiles en los lugares más céntricos y estratégicos de la ciudad. Las principales calles de la urbe cienfueguera estaban “inundadas” de establecimientos mercantiles pertenecientes a asturianos. Dentro de las escasas sociedades anónimas establecidas en la región cienfueguera, los asturianos participaron en siete de ellas.

Hemos podido constatar que los asturianos prefieren dedicarse a actividades comerciales por encima de cualquier otra ocupación, de hecho, dentro de las 329 sociedades con participación asturiana, la inmensa mayoría se dedica a actividades comerciales de diversa índole, por encima de las actividades industriales o agrícolas, a pesar de que en su mayoría los asturianos emigrantes proceden del sector agrario.

En el periodo estudiado (1900-1915), las sociedades mercantiles con participación asturiana establecidas en la región van a tener un fuerte peso en la sociedad cienfueguera, de hecho figuran dentro de las más importantes desde el punto de vista del capital que manejan, al menos hasta 1925, a partir de esa fecha las grandes firmas mercantiles con participación asturiana van a decaer dando paso a nuevas firmas con capital norteamericano o cubano, mientras que el grupo asturiano se va a limitar en su participación a sociedades mercantiles dedicadas a la pequeña y mediana industria y al comercio al detalle.

BIBLIOGRAFÍA

Anes Álvarez, Rafael. De Asturias a América en: Historia de la Economía Asturiana # 23

Censo de la República de Cuba. 1907

Censo de la República de Cuba. 1919.

Colectivo de Autores: Astura, Nuevos Cartafueyos d' Asturies, Mercantil – Asturias S. (Gijón), Septiembre 1993.

De la Pezuela , Jacobo. Diccionario Geográfico, Estadístico, Histórico de la Isla de Cuba. Madrid, 1863.

Duval Fleites, Ricardo.R. Derecho mercantil. Código de Comercio.

Edo, Enrique. Memoria Histórica de Cienfuegos y su Jurisdicción . La Habana , 1943.

Erice Francisco: Los asturianos en Cuba y sus vínculos con Asturias: Rasgos y desarrollo de una colectividad regional en la etapa final del colonialismo español, en colectivo de autores: De Asturias a América. Cuba (1850-1930).

Fernández Muñiz, Aurea Matilde. España y Cuba 1868-1898. Revolución burguesa y revoluciones coloniales, Editorial Ciencias Sociales, La Habana , 1988.

García Álvarez, Alejandro: “La gran burguesía comercial en Cuba 1898-1920. Editorial Ciencias Sociales. La Habana , 1990.”

García Rodríguez, Alejandro. Participación asturiana en el movimiento portuario cienfueguero. Consignación de buques e importación de víveres. 1880-1920. Inédito. Ponencia presentada en el XVII Congreso Nacional de Historia.

______ Emigrantes asturianos a Cienfuegos. Arquitectura, ciencia, tecnología y sociedad. Ponencia presentada en la Universidad Carlos R. Rodríguez de Cienfuegos para el examen de mínimo de doctorado, julio del 2003. Inédito.

González –Varas Ibáñez, Ignacio: La presencia de las sociedades españolas en la Habana , en De Asturias a América. Cuba (1850- 1930)

Ibarra, Jorge: Cuba: 1898-1921 Partidos políticos y clases sociales, Editorial Ciencias Sociales, La Habana , 1992.

__________: Cuba 1898 – 1958. Estructuras y procesos sociales

Le Riverend, Julio. Historia Económica de Cuba. Editorial Pueblo y Educación. La Habana , 1981.

Libro de Las Villas, álbum resumen ilustrado, industrial, comercial, profesional, cultural, social y de turismo interprovincial, Imprenta La Milagrosa , Habana, 1941.

Marques Dolz María Antonia. Las industrias menores: Empresarios y empresas en Cuba. 1880-1920.

Martín Brito, Lilia. El desarrollo urbano de Cienfuegos en el siglo XIX. Universidad de Oviedo. 1998.

Naranjo Orovio Consuelo: “ Presencia asturiana en Cuba siglo XX. 1850- 1930” , en De Asturias a América. Cuba (1850-1930).

_______ : La emigración española a Iberoamérica desde 1880 a 1930” , en Colectivo de Autores: Poblamiento y nacionalidad, Editorial Ciencias Sociales, La Habana , 1993.

Rousseau, Pablo y Díaz de Villegas Pablo. Memoria Descriptiva, Histórica y Biográfica de Cienfuegos. Establecimiento Bibliográfico “El Siglo XX”, La Habana , 1920.

PUBLICACIONES SERIADAS.

Periódico El Comercio.

Periódico. La Correspondencia.

Periódico El Fígaro. La Habana. 14, 21,28, Agosto, 1904.

Revista Bohemia. La Habana , mayo de 1912

Revista Bohemia. Habana, abril, 1919.

Revista Historia Unisinos. # 7, volumen 7, junio. 2003. Brasil

Revista Islas 79. Sept.- Dic. de 1984.

Revista La Nación Ilustrada. Mayo. La Habana , 1904.

Revista Reporter. Diciembre, 1954.

Revista Siga la Marcha , Santi Spiritus, # 14,15,16, del 2000.

FUENTES DOCUMENTALES.

Archivo del Museo Provincial de Cienfuegos. Fondo Florentino Morales.

Archivo Histórico Provincial de Cienfuegos. Fondos:

•  Protocolos Notariales.

•  Registro Mercantil, Libros de Sociedades.

Ver Duval Fleites, Ricardo.R. Derecho mercantil. Código de Comercio. pp. 51-52.

El Registro de Buques se halla en el Museo Histórico Naval de Cienfuegos, por lo que constituye un fondo incompleto por dispersión.

Hemos de aclarar que este proyecto lo comenzamos a realizar antes de tener instalado el sistema Isis sobre Windows, programa sobre el cual corre la norma ISAD (G) y que el fondo está procesado por la norma soviética. En la actualidad se dan los primeros pasos para comenzar a transferir la información según la ISAD (G) al sistema Isis.

Estos dos campos solo serán usados para el estudio histórico de las sociedades analizadas en el índice

Ver anexo 1

Las cifras citadas fueron extraídas de los libros de sociedades del Registro Mercantil de Cienfuegos. Archivo Histórico Provincial de Cienfuegos tomos I al XX, años 1900- 1915. Estos datos presentan la limitación de solo recoger el capital inicial con que se inscribe la sociedad mercantil sin tener en cuenta que muchas de ellas se modificaron y fueron aumentando su capital social en el transcurso de los años por lo que las cifras ofrecidas no se corresponden del todo con la realidad pero si ilustran el comportamiento o tendencia al predominio del capital generado por los asturianos en los años estudiados.

Ver anexo 2

En el periodo migratorio (1882-1930) Cuba ocupa el segundo lugar como receptor de inmigrantes españoles en Latinoamérica, precedido por Argentina quien venía ocupando el segundo lugar hasta principios del siglo XX. A partir de 1904 el país sudamericano pasa ocupar el primer lugar que no volverá a perder. Ver Anexos 3 y 7.

Ver Las sociedades colectivas y comanditarias en la dinámica empresarial española del Siglo XIX. Revista de Historia Económica. pp.175-176 y María Antonia Marqués Dolz: Las industrias menores: Empresarios y empresas en Cuba (1880-1920).

Ver AHPC, Protocolos notariales de Pedro Fuxá Seuret, escritura del 22 de febrero de 1908.

Los tres asturianos son oriundos de la villa costera de Arriondas, ubicada en el oriente asturiano.

Ver García Rodríguez Alejandro, Los grandes comerciantes asturianos dentro de la dinámica comercial de la región cienfueguera. Apuntes para su estudio en: Revista Historia Unisinos. # 7, volumen 7, junio. 2003. Brasil

AHPC. Protocolos notariales de Felipe Silva Gil, escritura del 17 de octubre de 1902.

Lilia Martín Brito, Ob. Cit. p. 137.

Quedan 41 sociedades sin determinar su ubicación exacta debido a que la fuente, Registro Mercantil, no lo refiere, solo expresa que se encuentra establecida en la ciudad sin detallar la dirección.

Ver Anexo 4.

Ver anexo 5.