ARCHIVOS HISTÓRICOS. ¿SANTUARIO DE HISTORIADORES?

MSc. Alejandro García Rodríguez.

A la pregunta ¿Qué es un Archivo? un neófito pudiera responder:

- Es un lugar donde se guardan libros y documentos viejos.

Un perito historiador, o un investigador de las ciencias sociales pudiera responder:

•  Un archivo es un recinto donde se guardan valiosos documentos originales indispensables para reconstruir diversos procesos históricos.

Un Archivo, según definición de Antonia Heredia Herrera, es uno o más conjuntos orgánicos de documentos, sea cual sea su fecha, su forma y soporte material acumulados en un proceso natural por una persona o institución pública o privada en el transcurso de su gestión , conservados, respetando aquel orden, para servir como testimonio e información para la persona o institución que los produce, para los ciudadanos o para servir de fuentes de historia

Tradicionalmente los Archivos Históricos se han visto como instituciones de uso exclusivo de investigadores de las ciencias sociales y se coloca en un segundo plano los diversos servicios legales que presta como pueden ser la expedición de copia de una escritura o una certificación de estudios terminados, entre otras similares.

Los tesoros que se guardan en los diversos fondos documentales de un Archivo son incalculables. Es cierto que un cientista social se siente a sus anchas frente a un protocolo notarial o ante un acta capitular que le revela pasajes desconocidos de la historia local o regional; pero, ¿Cuántos científicos o tecnólogos se acercan a un archivo histórico para sustentar y avalar sus investigaciones? Les aseguro amigos lectores que muy pocos, sin embargo, en los diversos fondos de los archivos históricos podemos encontrar diversos campos de investigación para los profesionales de las ciencias: meteorólogos, agrónomos, geógrafos, cartógrafos pueden hallar en nuestros documentos importantes materias que avalen o arrojen novedosos e interesantes datos sobre el desarrollo científico técnico.

Es hora ya de dejar de ver a los archivos históricos como santuario de los cientistas sociales y que los profesionales de la ciencia y la tecnología logren un espacio en la consulta de nuestros fondos; para ello es necesario que los propios archiveros tomen conciencia de ello y desplieguen una ardua labor divulgativa de los servicios que prestan los archivos, que conozcan con precisión los documentos y colecciones que poseen, para de esa forma poder ofrecer un servicio de información y referencia encaminado a satisfacer las necesidades de científicos y tecnólogos y en un futuro no muy lejano poder decir que los Archivos Históricos no son un santuario de historiadores, son parte de la base de una pirámide donde: La gestión documental seguida de la gestión de la información, puede dar como resultante la gestión del conocimiento, y la gestión del conocimiento debe estar al alcance de todos por igual.